lunes, 3 de diciembre de 2012

Esas drama abuelas (con permiso de Amaya Ascunce)



Soy muy fan de Amaya Ascunce desde que descubrí su blog Cómo no ser una drama mamá y me alegró mucho que sacara el libro porque así he podido enseñárselo en carne y hueso no, pero en papel y tinta a mi drama mamá. Lo del zumo de naranja es legendario en mi casa, hay que bebérselo como si fuese a auto-destruirse en 10 segundos.

Bien, pues quería comentar que desde que soy madre y antes diría yo, mi drama mamá ya es drama abuela. Y también tiene sus frases. Amaya, cuando seas madre, verás que toda drama mamá esconde una drama abuela todavía más implacable porque ahora no rige sólo sobre ti, si no sobre tu vástago, que también es suyo.

Está eso de "no le cojas en brazos que le vas a acostumbrar": a los 3 segundos de sostenerle en brazos para moverle de la cuna al cambiador...Esto también es de mi suegra, la otra drama abuela. No veo yo al chiquillo saliendo de marcha en brazos de su (ya) anciana madre.

"Déjale dormir, que el sueño también alimenta". Éste me encanta por poético y mentiroso. No digo yo que no le siente bien dormir, pero cuando despierta tiene más hambre que un mono y berrea más que un mono. Eso sí, si quieren ver al niño dormidito no hay forma de evitarlo ni puerta cerrada que se les resista. Entrarán sigilosas desoyendo tus advertencias y gestos desesperados de "silencio por dios" y si al menor gemidito del retoño la verás salir del cuarto, con el soñoliento nieto en los brazos y gesto triunfal. No es Napoleón, es una abuela que se ha salido con la suya.

¿Y esos mensajes apocalípticos de que "a lo mejor tu leche no lo alimenta"?, cuando, de recién nacidos los bebés no paran de pedir y eso es normaaaal.

La brecha generacional en cuanto a crianza de bebés (odio la palabra crianza, la asocio a animales de granja, pero bueno) no siempre es tan abismal, hay consejos básicos que eran así para tu madre, tu abuela, la señora de Cromañón y para nosotras. Pero hay cosas que cambian de un año a otro, sobre todo consejos de nutrición, que si el gluten, la galleta María o el cuscurro de pan, que si la posición del bebé para dormir que menos mal que no hay tantas opciones, boca arriba, boca abajo y de lado (2 lados), que si no...

Y bueno, si discrepas con tu madre es una cosa, puede ser jodido pero es tu madre, pero discrepar con tu suegra, cuando es madre de siete además...ufff, es un Total Recall y la versión de Suarsenaguer.

Pues nada más, desde aquí felicitar a Amaya por su divertidísimo libro y animarla a que recoja más frases de su madre cuando le llegue el momento de ser abuela o si no lo que comente sobre los nietos de otras abuelas, que para las drama abuelas no existen fronteras (ni puertas cerradas).




4 comentarios:

  1. es que solo de pensar en mi madre como drama abuela, se me pone la carne de gallina!!!!

    Gracias por tus palabras!

    ResponderEliminar
  2. Q cierto!! En mi casa está lo de mama duele la tripa y la respuesta siempre es, tirante un pedete y se te pasa. Jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, hombre es un buen consejo para descartar males mayores (gastroenteritis, etc).

      Eliminar